Inmobiliarias de lujo, Castillos y Mansiones en ABAFIM Prestige.

Referencia
Inicio » Guía Inmobiliaria » La profesion de agente inmobiliario

La profesion de agente inmobiliario

La Profesíon de agente inmobiliario se trata en dos funciones principales: es un agente y un intermedio. El agente actua por su cliente que le dio su propiedad para alquilar o vender. El agente conecta propietario é inquilino, vendedor y comprador.

Condiciones de ejercicio reglamentadas

Su actividad está reglamentada por el ley del 2 de enero de 1970 llamada ley Hoguet. El agente inmobiliario debe obligatoriamente ser aceptado por la prefectura de su región quien le libra una tarjeta profesional. Esa precisa las misiones que puede efectuar el agente inmobiliario: administratión de bienes, transacción inmobiliaria... Esta tarjeta tiene que renovar cado año.

La afiliación a una organización profesional es tanbién una condición necesaria para ejercer la profesión. En una preocupación de transparencia, el agente inmobiliario tiene para obligación de fijar en la agencia la tabla de sus honorarios, el organismo que le garantiza y el importe de su garantía.

Toda persona quién desea ejecer la actividad de agente inmobiliario tiene que responder a criterios de aptitud profesional, de capacidad y de moralidad, pero sobre todo, soliciter la tarjeta profesional sin la cuál el ejercicio de la actividad de mediación es prohibida. De más es obligatorio suscribir una garantía financiera y una seguridad de responsabilidad profesional por fin particularmente a proteger la clientela en caso de remesa de fondos. Las principales condiciones de acceso a la profesion son las siguentes:

  • Aptitud profesional + capacidad y moralidad +matriculatión al registro mercantil y de las sociedades + garantía financiera +seguridad de responsabilidad profesional / obtención de una tarjeta profesional / acceso jurídico a la profesion de agente inmobiliario.

El agente inmobiliario desempeña el papel de intermediario porque pone en contacto un comprador y un vendedor, un proprietario y un inquilino. Procura conciliar ambas partes. Para su cliente vendedor, coloca las acciones de communicación y publicidad alrededor del bién que le ha sido confiado. Elabora in expediente de presentación del bien.

El agente inmobiliario presenta al comprador los bienes de su cartera correspondiente a sus criterios y opera un seguimiento de su búsqueda. Si llega el caso, negocia las condiciones con ambas partes de la mejor manera para sus intereses respectivos.

Que se trata de venta o de alquiler, el agente inmobiliario debe hacer firmar al candidato (inquilino o comprador) un bon de visíta. Es un documento por lo cual el cliente de la agencía inmobiliaria reconoce haber visitado un bien inmobiliario por su intermedio.

 


Menciones legales - Cualquier reproduccion esta prohibida- © ABAFIM 1950-2024

Inmobiliarias de lujo, Castillos y Mansiones en ABAFIM Prestige